Jump to content

Sasha

Chicasn
  • Contenido

    278
  • Ingreso

  • Última visita

Reputación comunidad

194 Excellent

Visitantes recientes al perfil

El bloque de visitantes reciente está desactivado y no se está mostrando a otros usuarios.

  1. Sasha

    Sasha

    Hola hola! Espero que hayas tenido un lindo finde... 🥰 Ya puedes agendar tu hora conmigo para mañana 😏 Mmmuak 💋✨
  2. Sasha

    Sasha

    Para mañana tengo disponible desde las 12.30 💜 Si adivinaste el color de mi vestido, tienes hasta el Miércoles 30 de Septiembre para cobrar tu regalo dentro del servicio. 👌📷 Besos! Sasha
  3. Sasha

    Sasha

    🥰Ando con ganas de comerme a la @Javi la otra semana... Quién se quiere sumar? 🤭 📷
  4. Sasha

    Sasha

    La prueba de Informática (una historia pre pandemia) Me cuesta prestar atención cuando estoy en una sala de clases. Por lo general, divago entre pensamientos que nada tienen que ver con lo que debiese estar escuchando. Como la cuadratura del círculo. En qué año se podrá volver a habitar Prípiat? Quién habrá sido el paciente cero de la peste bubónica? Por qué no me animé a comprar ese vino que estaba de oferta en el súper? Esta semana se lanza un disco nuevo de mi banda favorita. Vuelvo al presente y me doy cuenta de que tengo una prueba sobre funciones avanzadas en Excel. Por qué cresta no presté atención? Lo pasé bien ayer por la tarde. Pero algo me acuerdo de las funciones. Gemidos, transpiración. Ojalá no me vaya tan mal. No había ventilador en esa pieza. No me puedo echar este ramo. Aún tengo marcada la nalgada. Me arde. Trata de recordar la materia. Hoy no me toca trabajar. Por qué estoy pensando en eso? Sacudo un poco la cabeza y me dispongo a mirar el teclado. Frente a mí, tengo la pantalla. Con el índice derecho, acaricio la ruedita del scroll, o como le digo yo, el clítoris del mouse. Estoy en la última fila de la sala… por ende supongo que nadie me ve, pero es mejor no fiarse. Creo que tengo calor… estará encendido el aire acondicionado? Que termine luego este sufrimiento, por favor. Hoy el profesor anda bien vestido. Hasta me parece algo atractivo. Córtala, Sasha... no te he invocado. Así como si nada, me doy cuenta de que han pasado 20 minutos desde que la prueba comenzó… y de que los pensamientos me dejaron la boca tan seca, que necesito beber un sorbo de agua a escondidas para que el profe no me rete. Qué estilo de porno le gustará? Vainilla? BDSM? Anal? Squirt? Gangbang? Teen? Foot Fetish? Tipeo por aquí, clickeo por allá. La silla se siente calentita. Enter. Siento la entrepierna mojada. Click. Ojalá la silla no se moje, también. Tipeo, tipeo, tipeo. No miro hacia abajo mientras escribo, sé muy bien cómo se acomodan los dedos. Trago saliva. Guardar como…, enviar. Tendré mensajes nuevos en mi whatsapp? - - Profe, terminé. Me puedo retirar? (Mas no he acabado aún, por qué no me echa una mano? O una boca… jeje) - Si, vaya nomás – Responde, concentrado en lo suyo. Agarro mi mochila para dirigirme al baño. Me mojo la cara con agua helada y a la casa. Ojalá no me saque un 1 en esa prueba…
  5. Sasha

    Sasha

    Quieres follar? Follemos. Quieres conversar? Conversemos. Quieres desahogarte? Te escucho. Quieres cariño? Abracémonos. Tengo todo lo que necesitas 💕 sólo debes enviarme un mensaje. Te espero 🔥 Sasha
  6. Sasha

    Sasha

    Hola hola... Me extrañaste? 👀💕
  7. Sasha

    Sasha

    El Desayuno Siempre he sido tímida con las chicas en el lado A (soy más segura con los chicos), pero aquí, a veces la tentación es más fuerte... De a poco, entendí que podía ser yo misma sin que alguna pensara que pretendía algo más allá. Un abracito semi desnudas, un agarrón amistoso en el pasillo. Algo para distenderse en días donde el falo decide brillar por su ausencia. Divertirse, nada más. No se piquen. El verano pasado, decidí pasar una noche en el depa. Mi compañera, también. Hacía rato que andaba con la maldad, pero en mi esfuerzo de no llegar a incomodarla, nunca intenté nada. Para mi suerte, ella era relajada. No podía evitar morderme el labio y sonreír cada vez que la veía caminando en colaless; tremendo trasero, cintura pequeña, cabello largo, tez morena, ojos pardos. Más encima, ella se daba cuenta y se reía... Esa risa coqueta, que te invita, pero no te dice cuándo ni cómo. Despertamos al día siguiente, solas, en habitaciones separadas... Todo piola. Estábamos duchadas y en plan de ir por desayuno. -"Hey, acompañame a la otra habitación antes de salir, que se me quedó algo encima del velador" Le dije. - "Dale, vamos" Respondió. Era cierto, lo juro. No obstante, volteé y la vi sobre la cama, echada, en nada. Esperando. "Ahora o nunca", pensé. Me acerqué a los pies de la cama y le hice un gesto burlón con la cabeza. - "Oye, vamos po. O te dio lata?" - "Dame cinco minutos, que estoy cómoda" Me dice, sonriendo con los ojos cerrados. Acerqué mis manos a sus caderas, mirándola desde arriba. Hacía calor, no se imaginan cuánto. Desabroché el botón de su short. Se reía. El calor aumentaba. Le dije "Puedo?", "Sí" me responde. No lo pensé mucho... le quité tanto el short como su ropa interior de una vez... Y la observé. Acerqué lentamente mi cabeza hacia su entrepierna... Sintiendo la suavidad de su piel en mis mejillas, mis manos transpiradas agarrando sus muslos. Tímidamente, saqué la lengua y comencé a realizar suaves movimientos circulares alrededor de su clítoris... Se estremecía lentamente. De menos a más. Y sentirla disfrutar me hizo dar cuenta de que también yo me humedecía. Emitía sonidos suaves, delicados. Y cada vez me veía más lejos de querer parar. Acerqué mis dedos bajo mi boca sin querer ser invasiva. Desde ahí mismo, pedí permiso con la mirada. Permiso concedido. Inserté uno, de a poco. Ella estaba mojadísima, no fue difícil, pero fue algo nuevo. Su sabor era dulce; su consistencia, muy agradable. Inserté otro dedo simultáneamente, haciendo un gesto hacia arriba con ellos mientras mi boca rehusaba despegarse de ella. Aumenté la velocidad con la que movía mi lengua. Presionaba más fuerte, a veces más suave y sus manos agarraban el cubrecamas con fuerza. No fingía, me doy cuenta. Porque no había razón alguna para hacerlo. Porque fue todo algo del momento. Porque también soy mujer. A veces cerraba sus ojos, otras veces los abría para mirarme. Movía su cabeza hacia un lado. Hacia el otro. Sus glúteos se despegaban del colchón, desesperada. De pronto, una de sus manos agarró la mía, haciéndome entender sin problema lo que eso significaba. Retrocedí para mirarla y preguntarle si estaba todo bien. Ella asintió con la cabeza y mi cara, mojada, esbozó una sonrisa. Me chupé los dedos, concluyendo satisfactoriamente esos cinco minutos que finalmente fueron treinta. El mejor desayuno de ese verano. No me arrepiento de nada. Sasha
  8. Sasha

    Sasha

    Estimado: El trabajo sexual es quizás el más orgánico que puede existir y probablemente seguirá existiendo hasta el fin de nuestros tiempos como especie. Dicho lo anterior, es importante comprender que al igual que cualquier otro trabajo, no es perfecto en su estructura y que, por lo tanto, una de las cosas por las cuales un cliente probablemente prefiere pagar por un servicio y no un juguete sexual (o en su defecto, una muñeca inflable) es debido al toque realista y humano que esto conlleva. No pretendo sugerir que mi opinión representa la de mis compañeras, sin embargo, pese a que nadie me lo ha preguntado, me doy la libertad de declarar que en tiempos como estos (asumiendo que usted lee noticias o está enterado de las estadísticas en Chile) es indispensable para nosotras contar con el carácter suficiente para no ser pasadas a llevar en nuestro espacio seguro y claro, no es sorprendente que la contraparte lo interprete como un comportamiento reactivo y no "propio" de una escort. Cabe destacar que sí, usted paga. Y quiere pasarlo bien. Por si quisiera estar al tanto, nosotras también queremos que el momento compartido sea agradable. Día a día ponemos de nuestra parte para desempeñar nuestra labor de la manera más satisfactoria que se pueda, para que así las reacciones que usted aprecia o espera al compartir con nosotras, sean tan genuinas como le gustaría pensar que son. Por lo tanto, agradeciendo la sinceridad que usted vierte con facilidad en sus reportes y tomando cada punto como una oportunidad de mejora, recuerde siempre plantear sus inquietudes, comentarios y sugerencias en primera instancia con la "musa" a quien usted visita, de manera asertiva y de frente, haya tenido una buena experiencia o no. Saluda atentamente, Sasha.
  9. Sasha

    Sasha

    La alternativa más rica los esta esperando 🤭📷
×
×
  • Crear nuevo...